• Manager Inmobiliario

Tips Inmobiliarios | Abriendo nuestras puertas al futuro

Actualizado: hace un día


Tips Inmobiliarios

Calma y cordura, esa fue la sabia recomendación del ex presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Aquiles Martinez en un live de este pasado 24 de Marzo de 2020, cuando le preguntamos cuál sería su recomendación para las empresas inmobiliarias pequeñas y nuevas que están emprendiendo actualmente en el mercado. Y esta recomendación también va para todos aquellos que hacemos actividad comercial con empresas de bienes y servicios en nuestro país; que aunque se nos presenta una situación grave y muy lamentable con pérdidas humanas, es muy temprano para pensar en tomar decisiones que pudieran afectar nuestro bienestar económico a mediano y largo plazo.

A veces en el calor de la coyuntura, nos imaginamos un sinfín de situaciones, adelantándonos a los hechos con eventos que no se han producido y que ni siquiera están sobre un escenario real, una actitud muy lógica visto desde el miedo a lo desconocido, ya que nuestra generación no había vivido una pandemia que hubiesen decretado de carácter global. Nos aborda el instinto natural y humano, que desde la época de las cavernas, hacía que nos protegiéramos para que no nos comieran los depredadores, pero que a través del pensamiento racional y de técnicas de relajación, no sucumbiremos a ello, como así nos lo instruyo la Psicóloga Reyna Matheus, en un taller de la felicidad.

¿Cuáles son nuestras recomendaciones en estos momentos?

Primero un poquito de historia para que puedan validar que estos tips son producto de experiencias pasadas y les serán útiles, como nos fueron a nosotros en cada momento…

Muchas coyunturas se han vivido en los últimos 25 años en nuestro país, pero la primera más grave, fue el Deslave de Vargas, con inciertos números de lamentables fallecidos con cifras desde 700 a 30.000 venezolanos y con su consecuente impacto en la vida de muchas familias y de su economía, tragedia nacional que además vino acompañando al cambio del modelo político y social de Venezuela. Sin embargo al escenario, no solo muchas empresas y comerciantes pudieron mantener sus puertas abiertas, sino que se atrevieron apostar al país, como las marcas Remax y Coldwell Banker, así como nuevas empresas nacionales también abrieron operaciones, como fue nuestro caso y las de otras en diferentes rubros. La segunda coyuntura a superar en nuestra opinión y vivencia, fue el Paro Nacional del 2002, el cual azoto nuevamente nuestra actividad con serias caídas en las ventas hasta finales del 2004, tiempos en donde observamos con mucha preocupación, el cierre de incontables empresas y comercios, que abandonaron o entregaron formalmente las oficinas, locales y galpones. Y este último momento, que ya llevamos con una baja precipitada en los precios de los inmuebles, que ese sería el menor de los males, pero con la parálisis del mercado mas larga que hemos tenido en los últimos 30 años, que solo nos permite breves movimientos y que si complementamos con los referidos al exterior en este mercado internacional que la tecnología nos hizo mas cercana, nos permiten un poquito de capitalización y nos dan un aire para continuar la actividad.

Aunque el escenario no nos ha sido muy favorable, muchos seguimos abiertos y produciendo para llevar el sustento a nuestras familias o cumplir nuestros sueños, prestando un servicio que nos apasiona y respetamos, porque nuestra vocación tiene que ver más que con el dinero, con la satisfacción del propio servicio y conozco muchos otros colegas que también lo siente igual.


Ahora si vienen las recomendaciones:

1. Calma y cordura. Aquietar nuestro dialogo interno es primordial en estos tiempos. No nos adelantemos a los acontecimientos y vamos a esperar llegar al río para pasar el puente, manteniendonos informados de confiables y buenas fuentes. Los milagros existen y esta será una coyuntura más de la que levantarse.


2. ¡A arreglar las gavetas! Y con esto no nos referimos a las de las medias y las franelas.

· Sinceremos metódicamente nuestra cartera de inmuebles.

· Observemos el mercado, detectemos que inmuebles están en precios competitivos y que serán más fáciles de colocar en un futuro cercano, para planificar nuestro mercadeo inmediato cuando nuevamente abramos las puertas.

· Revisemos en nuestra base de datos quienes podrían estar interesados en estos inmuebles. Si no tienes organizada o alimentada tu base de datos ¡Este es el momento preciso de hacerlo!


3. Mantente en contacto con los clientes de tu cartera. Interésate sinceramente por ellos, por su salud y la de su familia. Dedícales tiempo para escuchar sus temores u opiniones,

· Indaga si es de su interés seguir su oferta de alquiler o venta para cuando esto termine y si su precio de oferta continua, para que no te encuentres luego con la sorpresa que estas ofreciendo un inmueble que no tienes realmente en cartera.

· También es posible que tuvieras antes de la coyuntura negocios en marcha que no se cristalizaron por la cuarentena, recuerda que es al virus al que hay que aislar ¡Tú no te desaparezcas! Sin ser molestoso o imprudente, hazle saber que tú todavía estas ahí para él, con argumentos sólidos y sin engaños, de que el negocio sigue siendo una buena oportunidad aun después de la coyuntura.

4. Aprende, aprende, aprende y sigue aprendiendo.

Los inmobiliarios estamos en continua capacitación sobre nuevas leyes, nuevas formas de mercadear y nueva tecnología. Aprovecha la cantidad de material que hay en Internet y como dijo con una humildad admirable a su vestidura Jorge Guerra – Chairman de la Asociación de Realtors de Miami para este 2020 en un live al que asistimos: “que esta es la oportunidad de aprender a usar tecnologías y productos que no usábamos por falta de tiempo y de prepararnos para el futuro”. Y además en otro en vivo, Ismael Cala nos recordó “siempre nos estamos quejando que no tenemos tiempo” pues aquí el universo nos envió un tiempo que podríamos aprovechar, salvando lo lamentable de porqué se nos otorgó.


5. Descansa, duerme, medita o reza y recárgate de energías. Nosotros en lo personal pensamos que va a venir una época de mucho trabajo con su consecuente remuneración y tenemos que estar preparados mental, física y emocionalmente, para dar las respuestas oportunas y adecuadas a nuestros clientes.

Nos despedimos solo por hoy con la frase ¡Todo va a pasar! que nos dejo nuestro bello, bello Atilio Romero, muy querido coaching venezolano en un excelente material que pudimos disfrutar en esta parada obligada mundial.

¡Vamos a estar bien! ¡Tu vas a estar bien!

Un gran abrazo y estamos para cualquier información o consulta inmobiliaria:

www.managerinmobiliario.com/teresasalassolucionesinmobiliarias

Todos los derechos reservados 2014 - Creado por Teresa Salas Soluciones Inmobiliarias